Wednesday, July 16, 2014

EL FUTURO DE LA ORGANIZACIÓN ADVENTISTA NOMINAL



Si bien sabemos que la verdadera iglesia NO CAERÁ, como bien está profetizado, “Puede parecer que la iglesia está por caer, pero no caerá” (Eventos de los últimos días, p. 184), recordemos que esto se refiere al grupo de los fieles, no a una organización nominal. Con respecto a la organización nominal adventista del Séptimo día, el futuro profetizado es bien diferente: apoyará la ley dominical cuando ésta se concrete, y pasará a perseguir a los que quieran seguir guardando el sábado, entregándolos a los católicos.

Así lo dijo claramente E. de White:
“El Señor tiene una controversia con su pueblo profeso en estos últimos días. En esta controversia hombres en las posiciones de responsabilidad tomarán un curso directamente opuesto al seguido por Nehemías. Ellos no sólo ignorarán y despreciarán el Sábado, sino que también intentarán mantenerlo alejado de los demás enterrándolo bajo la basura de costumbres y tradiciones. En las iglesias y en las grandes reuniones al aire libre, los ministros urgirán al pueblo sobre la necesidad de guardar el primer día de la semana.

Hay calamidades en el mar y tierra: y estas calamidades aumentarán, un desastre seguirá al otro; y la pequeña hueste de concienzudos observadores del sábado serán señalados como los que están trayendo la ira de Dios en el mundo por su descuido del domingo.”


Review and Herald, 18 – 03 – 1884. 27

“Yo vi que la iglesia nominal y los Adventistas nominales, como Judas, nos entregarán a los Católicos para obtener su influencia para luchar contra la verdad. Los santos serán entonces un pueblo oscuro, poco conocido para los Católicos; pero las iglesias, y los Adventistas nominales que conocen nuestra fe y costumbres (porque ellos nos odiaron a causa del Sábado, ya que no pudieron refutarlo) traicionarán a los santos y los denunciarán a los Católicos como los que desprecian las instituciones del pueblo; es decir, que ellos guardan el Sábado y desprecian el domingo.” (Spalding Magan Collection, p. 1).

 

5 comments:

Juancarlos Munoz said...

Vamos a leer el original escrito por EG White, lo segundo esto aun i siquiera se asoma, es contraproductivo, Dios nunca nos mando a señalar ni hacer limpieza en su pueblo la parabola del trigo y la cizaña es tan clara que cuando veo este tipo de amarillismo, me causa pesar, pena, que hay gente reformista incitando a cosas que nos desvían del mensaje de Jesus, estas personas son amargados espirituales y tienen resentimientos y pecados personales muy grandes, la misma EG White lo dice en sus escritos. Por ello publico este comentario con libertad pues hay quienes osan publicar en mi muro asuntos muy delicados de los cuales ellos mismos no entienden , por ello Gambetta y su pandilla andan fuera de la organización , y otros mas que andan pensionados de ella también saldrán pues sus bocas persiguen a los hombres y con la misma dis que alaban a Dios. La salvación es individual, no esta basada en ninguna organización por ello la critica es solo una herramienta mas del diablo para entretener a muchos religiosos, que por su testimonio y por su manera de predicar no llegarían ni a la primer grada de la sala de la justicia Divina. Estas personas no logran entender la gracia , mucho menos podrán entender los juicios de Dios.

Arsenio A. Lembert Jr. said...

No ire a hablar mucho sobre la apostacia en la Corporacion ASD, solo le invito a que se examine este otro articulo y luego digamos si es como lo vemos, o como creemos que son los hechos...

https://leydominical.wordpress.com/2015/12/29/debate-esta-la-iglesia-adventista-unida-al-ecumenismo

Arsenio A. Lembert Jr. said...

Veo que ud. esta en Google+
Le invito a mi pagina Bilingue si le interesa ver mas cosas relevantes a la Verdad Presente:
https://plus.google.com/105443852899910517147/posts

Edgar Silva Bernales said...

Nominales

Arsenio A. Lembert Jr. said...

"la tempestad barrerían la estructura"

El enemigo de las almas ha procurado introducir la suposición de que había de realizarse una gran reforma entre los adventistas del séptimo día, y que esa reforma consistiría en renunciar a las doctrinas que están en pie como las columnas de nuestra fe y que había de comenzar un proceso de reorganización. Si se efectuara esta reforma, ¿qué resultaría? Los principios de verdad que Dios en su sabiduría ha dado a la iglesia remanente serían descartados. Sería cambiada nuestra religión. Los principios fundamentales que han sostenido la obra durante los últimos cincuenta años serían considerados como error. Se establecería una nueva organización. Se escribirían libros de una nueva orientación. Se introduciría un sistema de filosofía intelectual. Los fundadores de ese sistema irían a las ciudades y harían una obra maravillosa. Por supuesto, se tendría poco en cuenta el sábado y también al Dios que lo creó. No se permitiría que nada se interpusiera en el camino del nuevo movimiento. Los dirigentes enseñarían que la virtud es mejor que el vicio, pero habiendo puesto de lado a Dios, resolverían depender del poder humano, que no tiene valor sin Dios. Su fundamento estaría edificado sobre la arena, y la tormenta y la tempestad barrerían la estructura.

Mensajes Selectos, Tomo I, p.238.